Menú Cerrar

¿Cálculos renales? Pasa el zumo de arándanos.

Noticias del MRC

Durante muchos años el zumo de arándanos ha sido un remedio popular para muchos males – incluyendo los cálculos renales. Investigadores apoyados por el MRC demuestran que es más que una bebida sabrosa…

Los cálculos renales son una dolorosa realidad con la que muchas personas tienen que vivir. Aproximadamente entre el 10 y el 15% de la población general sufre esta dolencia en algún momento. La raíz del incómodo problema son los cristales de oxalato de calcio que se forman en la orina y luego avanzan por los delgados tubos del tracto urinario. El resultado: un dolor insoportable.

Los estudios realizados por el profesor Allan Rodgers de la Universidad de Ciudad del Cabo demuestran científicamente que el zumo de arándanos es una cura eficaz, y no sólo un sabroso remedio popular. ¿La razón? El zumo altera tres factores clave de riesgo urinario: reduce la concentración de oxalato y fosfato, aumenta la de citrato y diluye la de oxalato de calcio en la orina. Estos resultados se publicaron en el British Journal of Urology.

Estudios anteriores habían demostrado que las concentraciones elevadas de oxalato y oxalato de calcio en la orina contribuían a la formación de cristales. También se demostró que el citrato inhibe la formación de cristales – por tanto, cuanto mayor sea la concentración de citrato en la orina, mejor.

Los resultados de Ciudad del Cabo se suman a los estudios publicados en el Journal of the American Medical Association y en el New England Journal of Medicine. En ellos se descubrió que el zumo de arándanos tenía algunas propiedades antibacterianas, lo cual es importante porque recientemente se ha sugerido que los cálculos de calcio pueden tener un origen infeccioso. Los resultados también afirman que algunos componentes presentes de forma natural en las bayas pueden impedir la adhesión de los cristales de oxalato de calcio y de las bacterias que promueven los cálculos a las células epiteliales de los conductos renales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *