Menú Cerrar

Cómo funciona la lactancia materna?

¿Alguna vez te has parado a pensar en cómo se produce la leche materna y en el proceso que sigue tu cuerpo para proporcionar esos dulces momentos de lactancia con tu pequeño? Hablemos de tu cuerpo y de cómo funciona la lactancia materna

¿Cómo funciona la lactancia materna?

La hormona progesterona juega un papel fundamental en la lactancia materna, tanto cuando estás embarazada como después del parto. Mientras está embarazada, hay más progesterona en su cuerpo de lo habitual, lo que ayuda a impedir que sus pechos liberen la leche que se está acumulando. Si has notado alguna pérdida de leche durante el embarazo, no te preocupes: ¡es totalmente normal! Hacia el final del embarazo, tus pechos se sentirán «llenos». Eso es el calostro (la «primera leche», llena de nutrientes) que empieza a producirse. Una vez que das a luz, ocurren un par de cosas que permiten que la leche fluya: la hormona prolactina aumenta y los niveles de progesterona disminuyen. Las primeras tomas de leche tras el parto son pequeñas para el bebé, pero están llenas de ese oro líquido -el calostro- y de todos los nutrientes vitales que necesita el recién nacido.

Cómo se produce la leche materna

La leche materna se produce en el tejido glandular (alvéolos) de los pechos. El tejido muscular liso que rodea a cada pequeña célula productora de leche se contrae cuando se liberan hormonas. La bajada de leche se produce cuando estas contracciones impulsan la leche por los conductos lácteos hasta las aberturas del pezón, y se desencadena con el llanto y el tacto de tu bebé, la estimulación del pezón y la succión. Durante una toma, tendrás varias bajadas de leche, pero durante la primera puedes notar una sensación de hormigueo o palpitación en los pechos. Esto es totalmente normal y se debe a que los conductos lácteos se dilatan a medida que la leche fluye. Dado que la producción de leche funciona en base a la oferta=demanda, amamantar con frecuencia estimulará la producción de leche y mantendrá su suministro.

Dato divertido!

A medida que su bebé crece, su leche materna cambia para mantenerse al día con las necesidades nutricionales de su bebé.

Es un proceso hermoso, sorprendente y fascinante que hace posible la lactancia de su bebé. Como madre lactante, deberías estar orgullosa de la increíble nutrición que estás proporcionando a tu pequeño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *