Menú Cerrar

Entendiendo las 4C’s del marketing mix

Seguro que has oído hablar de las 4 P’s del marketing, ¿verdad? Pues bien, ¡las P no son las únicas que han dado que hablar!

Digamos que este concepto ha evolucionado y lo que es tendencia ahora son las 4 C del marketing!

Como prácticamente todo en la vida, el marketing también ha cambiado radicalmente, se ha transformado y aborda conceptos aún más complejos. Por ello, es posible crear mejores estrategias para conquistar a más clientes y entender mejor su comportamiento.

Y siempre surgen nuevas tendencias en el marketing mix. Las 4 C’s, un concepto totalmente enfocado a los consumidores, es una de ellas.

Pero, ¿qué es en definitiva?

¿Qué son las 4 Ps del marketing?

Este concepto sigue muy vivo en la mente de quienes trabajan con estrategias de marketing, pero no está de más repasarlo, ¿verdad?

Fue desarrollado por Jerome McCarthy, basándose en los estudios de Neal Borden allá por los años 50.

Las 4 Ps del marketing o marketing mix, son: Producto, Precio, Plaza y Promoción.

El producto es el núcleo de este concepto, y por eso es la primera P. Además de los bienes y servicios en sí, este punto se refiere a todo lo relacionado con el producto, como el embalaje, el diseño, la garantía, etc.

La segunda P es el Precio, como en el precio del producto y todo lo relacionado con este aspecto, como los descuentos, la financiación y las condiciones de pago.

La Plaza se refiere a dónde se inserta tu punto de venta y toda la distribución de tu producto. En definitiva, se refiere a los aspectos logísticos de tu negocio.

Y por último, la Promoción, que se refiere a la promoción de tu producto, como los enlaces patrocinados o incluso el product placement en los medios tradicionales.

Estas son las 4 Ps, que durante mucho tiempo, fueron los pilares principales del área, evolucionando a las 4 C’s del marketing.

Así que sigue leyendo cómo cada una de las 4 C’s puede ayudarte a la hora de perfilar el plan de marketing de tu negocio!

Consulta las 4 C’s del marketing digital

Si las P’s se centran en el producto, ahora toca prestar atención a quienes compran, a sus necesidades, a su satisfacción, a su comodidad y por supuesto, a cómo te comunicas con ellos.

Esta idea dentro del marketing mix se viene desarrollando desde los años 90 por Robert F. Lauterborn.

Aunque se trata de una «evolución», los dos conceptos pueden convivir, permitiéndote tener una estrategia más asertiva y que encaje mejor con el viaje del consumidor.

Pero, ¿sabes qué significa cada una de las C del marketing?

Cliente

La primera C es precisamente el protagonista de esta estrategia, que es el cliente.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de crear una estrategia de marketing es conocer bien a tu público objetivo. Al fin y al cabo, es la única forma de ofrecer una solución a los problemas a los que se enfrentan los potenciales clientes.

En este sentido, la creación de personas es fundamental. Va más allá del público objetivo tradicional, incluyendo también los hábitos, el estilo de vida e incluso sus deseos.

¡Y me refiero a todo lo que puedas hacer! Porque, una vez que conoces a tu cliente en profundidad, es mucho más fácil crear productos y servicios de calidad.

Por lo tanto, en las 4 C del marketing, piensa primero en tu cliente y todo lo demás vendrá más fácil.

Coste

En términos de las 4 P, este sería el momento de hablar del Precio. Pero este no es el caso aquí. De hecho, no creas que hemos sustituido una palabra por un sinónimo. Al fin y al cabo, coste no es lo mismo que precio.

Aquí lo que hay que pensar es en el coste en su conjunto. Esto incluye todo lo que los clientes (ahí están de nuevo) tendrán que gastar para adquirir tu producto o los gastos de tu empresa para ofrecerlo.

El coste también tiene en cuenta otros factores además del propio precio, como el tiempo que tardarán los consumidores en recibir el producto (un factor importante en el caso del comercio electrónico) o en acudir personalmente a tu punto de venta.

Y, por supuesto, también incluye los beneficios que los consumidores tendrán con tu producto o servicio, que hay que medir cuando llegue el momento de decidir el coste final.

Conveniencia

Antes, Lugar. Ahora, Conveniencia.

Si el lugar se refiere al sitio exacto donde se encuentra tu tienda, la conveniencia abarca más elementos que el propio lugar. Este factor está estrechamente relacionado con el acceso del público a tu producto.

En base al comportamiento de tu persona, deberías ser capaz de saber si tus clientes prefieren comprar online o en tiendas de ladrillo, y qué están dispuestos a hacer para comprar tu producto.

Por lo tanto, mucho más que los aspectos físicos, también estamos hablando de la experiencia del cliente con tu marca.

Si cerrar un trato contigo no es cómodo, el público probablemente se irá a tus competidores.

Comunicación

La cuarta y última de las 4 C del marketing sustituye a la promoción. La comunicación se ocupa de cómo conectas con tus clientes.

Aquí es donde los profesionales del marketing tienen que posicionar su marca en el mercado, mantener la reputación del negocio y comunicar en los medios que utilizan los clientes.

La comunicación tiene que ver con el diálogo, con cómo el negocio puede sorprender al público objetivo, a diferencia de la promoción, en la que había que persuadir a alguien para que comprara.

Por lo tanto, la comunicación está directamente ligada a la interactividad. Y los medios sociales están entre las principales herramientas para crear este diálogo.

Pero no pienses que la comunicación sólo incluye la participación en los medios sociales. Abarca la creación y distribución de contenido relevante para la audiencia.

Tienes que recordar que esta interacción siempre variará según el viaje del consumidor. Al fin y al cabo, en cada etapa, la audiencia necesita un enfoque y un contenido diferente.

¿Y cuál es la importancia de las 4 C’s hoy en día?

Como has leído en este artículo, el marketing está en constante cambio. De un momento a otro, nuevos elementos, sobre todo los que provienen de internet, hacen que los consumidores se comporten de una manera.

Y las 4 C’s del marketing se ocupan de cómo entender los hábitos y comportamientos de los clientes, y cómo esto puede ayudarte a vender más y mejor.

¡Aumenta tu tráfico y llega a más clientes!

Las 4 C’s del marketing ayudan mucho a la hora de crear una estrategia más efectiva, que añada valor al producto y sobre todo, que satisfaga las necesidades de los clientes.

Y por supuesto, esta estrategia también depende de otros factores relacionados con el marketing de contenidos.

Tenemos un gran artículo sobre el tema, con 7 increíbles consejos sobre cómo aumentar el tráfico de tu web utilizando el marketing de contenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *