Menú Cerrar

Wirsung y Santorini: los hombres detrás de los conductos

Durante los siglos XVI y XVII, los anatomistas realizaron varios descubrimientos importantes cuya contribución ha esclarecido las estructuras anatómicas más importantes del páncreas. Tras los primeros descubrimientos, los investigadores de varias especialidades médicas siguieron investigando el sistema pancreático ductal. El conducto pancreático accesorio con su papila menor, el conducto pancreático principal y la papila mayor junto con la confluencia del conducto pancreático principal con el conducto biliar y el páncreas divisum, han sido objeto de interés de varias personalidades de la historia de la medicina. Para recordar a algunos de ellos se han dado epónimos en anatomía pancreática, aunque las atribuciones anatómicas erróneas son frecuentes y controvertidas. El objetivo de los autores fue dedicar un pequeño homenaje a los investigadores que han escrito, durante los últimos 500 años, importantes capítulos de la historia de la medicina y que dedicaron su vida a estudiar los conductos pancreáticos y sus terminaciones duodenales. Además, se ha dedicado una breve reseña al impacto de las variaciones anatómicas y de las anomalías embriológicas de los conductos pancreáticos en nuestra práctica clínica y en nuestra comprensión actual de las enfermedades relacionadas con los conductos. Los autores confían en que la genial curiosidad de algunas personalidades extraordinarias del pasado y las oportunidades que ofrece la tecnología moderna sigan desempeñando un papel importante que pueda finalmente añadir sabiduría a la toma de decisiones en el tratamiento de las enfermedades biliopancreáticas relacionadas con los conductos y seguridad a los procedimientos diagnósticos y terapéuticos empleados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *